Esto es sólo el nombre, pues lo más correcto será llamar a este grupo (Alergias Alimentarias) como Reacciones Alimentarias Adversas (RAA), pues algunos de los casos, no son reales alergias (una real reacción de hipersensibilidad), sino más bien de otros problemas como la falta de ciertas enzimas (Por ejemplo la intolerancia a la Lactosa). Hablar de RAA, de una manera simple y general no es posible, pues los signos que apreciaremos no son específicos y son comunes a muchos cuadros dermatológicos o entéricos, así tenemos:

Manifestaciones de las Alergias Alimentarias más comunes:

Urticaria: Que es la aparición de ronchas, que se produce también por picaduras de insectos, o por contacto con ciertas plantas (i.e. Cardo), o aún peor, en el caso de un cuadro que se conoce como urticaria crónica (sobre todo en caballos), donde es difícil determinar el detonante de la aparición de las ronchas.

Angioedema: Que tiene por causas casi las mismos que para la urticaria.

Erupciones eritematosas (Lesiones enrojecidas en la piel): Común para casi cualquier entidad dermatológica, i.e. Pioderma Superficial Expandible, Sarna Demodéctica, Sarna Sarcóptica, Hipersensibilidad a la Picadura de Pulgas (HPP), etc.

Prurito(Picazón): Común para casi todas las anteriormente descritas, pero muy notoria en los casos de Sarna Sarcóptica y Atopia.

Lesiones de Auto trauma: Que son las que la mascota se produce producto de la picazón, están asociadas al rascado, lamido y mordidas.

Inflamación de las Orejas:Que es tal vez la manifestación primaria y más común de las RAA, pero que puede estar no relacionada a una RAA, especialmente si es unilateral.

Como vemos los signos  apreciables no son exclusivos para las RAA, por lo que decidir si es una RAA o no, dependerá básicamente de descartar las otras entidades, es decir cuando estemos seguros que realmente esa otitis bilateral fue curada completamente, usando los antibióticos correctos (sobre todo dosis y tiempo de uso), recién pensaremos en iniciar un descarte de RAA.

Pero antes de continuar tenemos que aclarar ciertas ideas comunes en nuestro medio:

  • El pescado es el culpable, recuerden que el pescado es una fuente de proteínas y ácidos grasos insaturados de primera calidad (que contribuyen a bajar el prurito), por lo que achacar los males dermatológicos son por culpa de él, es realmente injusto. No debemos dejar pasar el hecho que todos los peces tienen Histidina (mayormente en los intestinos y la piel), la cual se convertirá en Histamina, produciendo un cuadro de reacción alérgica, casi inmediato.
  • No existe al momento ningún alimento comercial o no, que tenga propiedades antialérgico, es decir que disminuya, calme o  desaparezca las manifestaciones alérgicas. Se dice que el cordero lo es, lo cual no tiene ningún sustento.
  • Son las proteínas los principales alérgenos, ciertos carbohidratos también.
  • La soya, también puede causar alergias, pero nada asegura que la vaya a causar. La soya se convirtió en el chivo expiatorio, cuando se asoció su presencia en ciertos preparados comerciales con alergias en general. La soya además, al igual que todas las menestras, cuando son suministrados o procesados con cáscara producen gases intestinales en abundancia. Muchas harinas de soya son preparadas con todo y cáscara, con lo que las consecuencias son de esperar. Es hoy en día una moda poner en las etiquetas “NO CONTIENE SOYA”, “0% SOY” o “SOY FREE”, sucede lo mismo con lo de “CERO COLESTEROL”. Por lo que, a menos que no se esté seguro si es soya con cáscara o no, no existiría problema alguno en su consumo, salvo que se demuestre, que es la soya, la culpable de la RAA.
  • Las RAA de hipersensibilidad real, no se dan con facilidad en animales jóvenes, generalmente se presenta en animales mayores adultos.
  • Recuerden que entre más variada sea la dieta, habrán más posibilidades de desarrollar RAA, por lo que siempre es recomendable una dieta con una sola proteína, si un animal come una marca de alimento que contiene pollo y arroz, pero se aburre de la misma, lo correcto es darle otra marca o variedad que contenga pollo y arroz, es un error cambiar inmediatamente a algo distinto, (i.e. cordero y arroz o pavo con yuca o lo que fuere). Otro punto importante es asegurarse que el alimento que consume la mascota, mantiene esa fuente proteica constante, que no cambia entre lotes de pollo a res, o a otro especie animal o vegetal. Además será más difícil determinar cual es el responsable.
  • Si un animal tiene lesiones compatibles con cualquier otra entidad dermatológica, siempre habrá una mejora o incluso cura de los signos, si cambian su dieta normal (especialmente sobras de casa o desperdicios de restaurante o supermercados), pues hasta el alimento balanceado más simple resulta mejor que su dieta anterior. Recuerden que la piel alterada requiere más y mejores componentes que provengan de una buena dieta, por lo que es un error creer que la mejora visible de una enfermedad de piel es debido a que se estaba tratando un caso de RAA, esto es particularmente notorio en los casos de HPP o de Atopia canina.
  • Por lo que si ustedes sospechan que su mascota tiene una problema relacionado al consumo de alimentos consulte con su veterinario, pero sólo un examen profesional especializado podrá determinar si tiene o no una de las Alergias Alimentarias.